POLLO AL VINO

Pollo al vino

¿Cómo preparar pollo al vino?

El pollo al vino es un delicioso plato el cual lleva una historia deslumbrante donde involucran emperadores y jefes de alto rango. Su sabor se debe al pollo macerado en especias y vino para luego ser sellado y cocido a fuego medio bajo absorbiendo todos los insumos.

Un plato de fácil preparación que en el Perú se suele acompañar con un delicioso puré de papa o únicamente con una guarnición. De seguro que será el favorito de grandes y pequeños en el hogar. ¿Estas listo/a para prepararlo?, pues manos a la obra.

Y hoy aprenderás a preparar pollo al vino receta peruana en solo unos pasos, ¡comencemos!

Tabla informativa:

  • Tiempo de preparación: 50 minutos
  • Cantidad de comensales: 4 personas

Pollo al vino ingredientes

  • 4 presas de pollo
  • ½ cdta pimienta
  • ¼ cdta comino
  • 2 cda ajo molido
  • 1 cda orégano seco
  • ¼ tz vino tinto para el macerado
  • 4 cda ají especial molido
  • 1 cebolla
  • 1 pimentón rojo
  • 2 hojas de laurel
  • 50 g pasas negras
  • 1 tz caldo de pollo o agua
  • Aceite
  • Sal al gusto

Preparación

  • En un bol vamos a poner 3 cucharadas de ají especial (sin picante), 1 cucharada de ajo molido, ½ cucharadita de pimienta, ¼ cucharadita de comino, 1 cucharada de orégano seco, ¼ taza de vino tinto y 1 cucharada de sal, mezclamos para integrar todos los insumos.
  • Ahora pondremos las presas de pollo en el bol y lo dejaremos macerando durante 30 minutos.
  • Pasado los 30 minutos echaremos un chorrito de aceite en una olla y lo dejaremos calentar.
  • Una vez caliente agregaremos las presas de pollo en la olla y lo sellaremos 2 minutos por lado a fuego medio.
  • Seguido retiramos las presas selladas (reservamos)
  • En la misma olla donde sellamos el pollo pondremos 1 cebolla finamente picada y lo sofreiremos hasta que tome un tono transparente.
  • Luego agregaremos 1 cucharada de ajo molido y lo doraremos por 1 minutos.
  • Pasado el minuto echaremos 1 cuchada de ají especial molido y lo sofreiremos 1 minutos más.
  • Ahora verteremos 1 taza de caldo de pollo o agua y el macerado del pollo, dejaremos cocinar durante 5 minutos.
  • Seguido pondremos las presas de pollo y las hojas de laurel, dejaremos cocinar durante 18 minutos a fuego medio bajo.
  • Pasado los 18 minutos agregaremos las pasas y el pimentón cortado en tiras largas, agregaremos un poco más de caldo de pollo de ser necesario y rectificaremos la sal, dejaremos cocinar durante 7 minutos más.
  • Servimos acompañado de una porción de arroz blanco y rodajas de papa sancochada o puré de papa.
  • ¡Buen provecho!

Tips y recomendaciones

  • De preferencia dejar macerar el pollo durante toda la noche para que absorba mejor los insumos.
  • Pueden usar fondo de pollo o agua, aunque el caldo de pollo le dará mayor sustancia a la preparación.
  • Si desean que su plato tenga una textura semi liquida deberemos agregar 1 cucharada de chuño o maicena disuelta en un poco de agua 2 minutos antes de apagar la cocina. Agregar la mezcla de poco en poco hasta conseguir la textura deseada.

Historia del pollo al vino

El pollo al vino como lo conocemos en el Perú tendría origen francés llamándose “coq au vin” (“gallo al vino”), un plato de gran popularidad en diversas regiones de Francia quienes se disputan su invención. También rondan 2 grandes leyendas en base a su origen.

La primera leyenda dice que la receta es otorgada a Julio Cesar por su chef quien le realizo tal banquete en homenaje a la conquista de Galia. Por otro lado, también se hace mención a un regalo dado a Cesar por parte de un jefe averno quien hizo llegar un gallo fuerte y agresivo como símbolo de la resistencia gala ante la persecución. Tiempo después durante una tregua, Julio Cesar invitaría almorzar al jefe quien le regalo el gallo y como plato serviría un ave bañada en salsa roja, el jefe maravillado preguntaría sobre el plato a lo cual Cesar le diría que era el gallo que él le regaló.

La segunda leyenda asocia al emperador Napoleón Bonaparte mencionando que cuando se encontraba viajando por Francia decide tomar posada. Los posaderos estaban muy preocupados al no tener nada a la altura del emperador, por lo cual deciden tomar un gallo viejo y algo de vino malo bañándolo y agregando verduras y hierbas aromáticas, tal plato resultaría un manjar convirtiéndose así en insignia de Francia.

Un plato que tomaría tal fama llegando a diversos países, entre ellos Perú donde se cocina con un ave comercial “pollo”. El marinado con productos nativos y vino tinto le da ese toque tierno y jugoso. Restaurantes de renombre lo sirven como plato en carta, aunque también su forma sencilla de preparar lo convirtieron en un plato casero del día a día en diversos hogares.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Artículos Recomendados